Entre montañas y fondue – Suiza parte II

                No me gusta exagerar en los relatos. Usted, estimado lector o lectora (amigos y familiares), sabe que no es necesario engrandecer las historias de nuestro viaje. Toda esta aventura me sigue sorprendiendo tanto que muchas veces me gustaría musicalizar recuerdos, sobre todo en esta etapa de bicicleta. El pedaleo silencioso, ocasionalmente, podría tener sonido de fondo como para sentirme totalmente dentro de mi propia película. Me conformo con guardar en mi mente la mayor cantidad de imágenes posibles. Y como no me gusta exagerar las historias, directamente voy a citar el textual que escribí el día que fuimos a cruzar el Brünig Pass, el paso de montaña más alto que vayamos a pasar en todo el viaje:

El comienzo del Brünig

El comienzo del Brünig

Sigue leyendo

Colección de paisajes infinitos – Suiza (parte 1) y Liechtenstein

                    Que Suiza si, que Suiza no, que no vamos a poder subir las montañas, que vamos a agarrar todos los caminos que vayan por abajo, que es uno de los países más caros del mundo, que es súper interesante porque se mantuvo al margen de todas las guerras, que el país tiene 3 idiomas y 3 culturas fuertemente marcadas… Bueno, todas esas idas y vueltas, esos tires y aflojes a favor y contra Suiza decantaron en un tímido sí. Mantuvimos la idea original, la de recorrer la República de los bancos a pesar de que el sur de Alemania nos había castigado un poco con las subidas empinadas en algunos tramos.

Suiza Wallensee

Si vos también dudas en visitar Suiza con esta imagen te podes decidir por el SI 😉

Sigue leyendo

Viajar en bicicleta por Europa – Cicloturismo desde cero, consejos y experiencias.

                  Todos sabemos muchas cosas de Europa, que la moneda universal en muchos países es el Euro, que existen París, Madrid, Amsterdam, Berna, Berlín y Praga; que son muchos estados chicos en territorio, poderosos a nivel mundial y con culturas muy muy distintas unos de otros. También aprendimos mucho de la historia de este continente en la escuela, de la Revolución Francesa y de la Industrial, inclusive sabemos que el mejor jugador de fútbol del mundo juega en el Barcelona y se llama Lionel Messi, y que el segundo mejor, juega en el Real Madrid. Sabemos banda de cosas de Europa pero, al resto del mundo, nos tienen escondido uno de sus tesoros más preciados: viajar en bicicleta.

Siguiendo la ruta n° 9 "Ruta de los lagos" en Suiza

Siguiendo la ruta n° 9 “Ruta de los lagos” en Suiza

Sigue leyendo

Pedaleando en Baviera

               Volvimos al pedaleo después de unas minis “vacaciones” entre lo que fue Praga – Múnich. La nueva ruta era, como mínimo, un desafío a nuestras piernas y un examen a las ganas que nos empujan a hacer esta inexperimentada locura. De la ciudad del Oktoberfest apuntábamos hacía el sur, hacía los Alpes germanos, la famosa Bavaria (en Español se dice Baviera pero nosotros ya nos acostumbramos a la otra versión). La idea era agarrar la ruta ciclista “Bodensee – Königssee”. La traducción sería “Lago Constanza – Lago Konig”, el primero es el más grande de Alemania y funciona como frontera con Suiza y Austria, y hacia allí nos dirigíamos. Intuimos que iba a estar hecha para que la gente pasee por entre las montañas sin necesidad de subirlas y para poder observar los famosos castillos de la región. Nosotros nos uniríamos a este recorrido en el medio, así que Kochel nos esperaba.

Fussen - Alemania

Fussen – Alemania

       Sigue leyendo

La Checa famosa (parte 2) y unas cervezas en el verdadero Oktoberfest

Entre Dresde y Praga teníamos nuestro último tirón de este primer mes de pedaleo. Nos quedaban 50 kilómetros hasta la frontera Checa y más de 180 para llegar a la famosa capital de la ex Checoslovaquia. Si bien la frutilla del postre de Alemania del Este fue la joya arquitectónica de Dresde, todavía nos quedaba pasar por algunos pueblitos que como koalas celosos quedaron aferrados en nuestra memoria.

praga 2

Vista del rio Elba

Sigue leyendo

Un viaje al pasado en la Alemania del Este – Berlín

Cruzamos nuestra primera frontera pedaleando. Dejamos atrás el país que divide la mitad de sus habitantes en apellidarse Nielsen o llamarse Jacob (o Jakob), vale decir que todo fue muy lindo en Dinamarca, especialmente las campiñas al sur. Nuestra primera ciudad alemana fue Flensburg y lo que más nos llamó la atención fue que… ALEMANIA ES BARATO jajaja de verdad, los precios nos resultaron bajos después de estar viviendo más de 3 meses en su vecino nórdico. Aprendizaje: Dinamarca es tan cara que te quita perspectiva de los precios, y en Alemania hay chocolate de la marca de la vaquita violeta (y en todas sus variedades). Jaque mate. Game over. Siamo fuori de la copa en danés.

berlin 1

Nuestra primera ciudad alemana (Flensburg)

Sigue leyendo

Darwinismo viajero

               Este post pensé en escribirlo hace un mes como mínimo, pero me pareció más interesante hacerlo una vez comenzada esta segunda etapa de viaje. En el momento que estoy tipeando estas líneas estoy sentado sobre un tronco cortado al lado de una fogata, en el claro de un bosque danés (Sollerup Skov) en un espacio para acampe libre. Hoy después de haber pedaleado nuestros primeros 40 kms me siento moralmente adepto (¿?) para explicar esta idea de darwinismo viajero.

¿Cómo no inspirarse en este contexto?

¿Cómo no inspirarse en este contexto?

Sigue leyendo

Christiania y los barrios del futuro

          Como ya contamos un poco anteriormente, vinimos a Dinamarca por varias razones y una de ellas, probablemente la más importante, es porque estamos realizando un trabajo de investigación social sobre Christiania.

Lejos de  ser un lugar religioso como muchos podrían pensar al leer su nombre, Christiania es un ex barrio hippie y libre autogobernado por sus casi mil habitantes donde los murales con grafitis son el ambiente y las casitas del estilo Hobbit se entrelazan con la naturaleza en el corazón de la capital danesa formando una burbuja de tranquilidad. Pensamos que este lugar particular, y algunos similares que encontramos en Copenhague, se merecen un post aparte. Así que acá vamos…

Christiania es un pulmon verde en el medio de la ciudad

Christiania es un pulmon verde en el medio de la ciudad

Sigue leyendo

Viviendo con daneses y la Visa Working Holiday Dinamarca – Copenhague

     Vamos a dividir este post en dos partes para ser “ordenados”, en la primera contaremos sobre nuestra experiencia viviendo con y entre daneses y nuestra visión de Copenhague, y la segunda, datos específicos sobre la famosa (?) Visa Working Holiday. Después de casi dos meses de estar viviendo acá entendimos porque se llama así: Flor justifica el Working y yo el Holiday jaja Bueno che, entregué más de cincuenta curriculums  en mano y no me llamó nadie (NDE: al día de hoy, ya tengo laburo).

Parte 1 o “La vida en Dinamarca, Copenhague y sus gentes”

     Llegamos a Dinamarca, país que significaba poco y nada para nosotros en el 2012, se convirtió en un sueño difuso en el 2013 y se plasmó en una hermosa realidad en el 2014, que gracias a su Visa de trabajo vacacional (?) nos da la chance de viajar por Europa durante un año (si no, solo hubiésemos podido viajar 3 meses, que es lo que Schengen permite para turistear y no tienen contemplados loquitos que quieren recorrer más tiempo de rasca). Llegamos con muchísima ilusión de poder parar la pelota y analizar nuestros próximo pasos, y ya que hablamos de fútbol, ver el Mundial. También con mucha necesidad de conseguir algún laburito para sumar algunos pesinhos, meterle pata a la investigación de Christiania (como explicamos en el post anterior) y conocer este país, el que deslumbra a muchos en Argentina por ser el de mejor índice de derechos laborales, libertad de expresión, salario mínimo más alto y la mar en coche.

Flor en Nyhavn

Flor en Nyhavn

Sigue leyendo

Un Primer Mundo rebelde y ecologista – Suecia y llegada a Dinamarca

                    Lo cierto es que antes de llegar a Suecia estuvimos en Noruega… unas dos horas en el aeropuerto. Lo que nos alcanzó para ver los precios de los que tanto nos hablaban. Es una cinco o seis veces más caro que Austria y por lo tanto, unas diez o quince veces más caro que Sudamérica. Si le sumamos que enviamos más de 40 solicitudes de couchsurfing en el país vikingo y todos muy educadamente nos dijeron NOT, deben imaginarse que no estaba dentro de nuestro presupuesto pasar más de esas dos o tres horas aeropuertuarias en Oslo. Así que hicimos “patito” (en Argentina le decimos así a algo que rebota) y partimos para Gotemburgo, Suecia, donde nos esperaba Jonas “el vegano”, o como le diremos de aquí en adelante con mucho cariño y respeto: Lechuguin. Antes de seguir, tenemos que reconocer que nos quedó una espina, una cuenta pendiente con Noruega, el viaje de alrededor 300 kilómetros hasta Gotemburgo nos permitió ver paisajes hermosos, montañas nevadas, bosques tupidos, lagos de cuento adornados con pequeños pueblitos que parecían tener un contrato de “mantener la armonía del lugar”. Volveremos a Noruega y toda esta región en algún momento de nuestras vidas, es una promesa para inaugurar este “.com” o paginita de interné!

Nosotros disfrutando del domingo

Nosotros disfrutando del domingo

Sigue leyendo