Cambio de planes y la hospitalidad en Zagreb

     La llegada a Zagreb constó de dos tramos hechos a dedo. El primero fue camión y su chofer se llamaba Milan o Bilan, algo así. El señor solo hablaba croata y nos comunicamos poco y nada en la hora y media de viaje. Solo pudimos preguntarle el nombre con ayuda del traductor del teléfono y poco más. Lo gracioso fue cuando quisimos darle las gracias, que con un tímido “jfala” (se escribe “hvala”) acompañado de una sonrisa mirábamos a Bilan, que nos contemplaba desorientado. Se lo repetimos un par de veces y ahí entendió, diciendo “aaahhh!! JJJFAAAGGVLAAAA!!!” y se rió un rato, volviendo a mirar la ruta. En Croacia todo suena más GRJAPAJJAR. Nuestro “jfala” era una caricia a su fuerte oído. Entendimos que un requisito para hablar croata es gritar un poco y pronunciar cerrado.
Atardecer en Zagreb

Atardecer en Zagreb

    Resultó que Milan (o Bilan) era un pan de dios. Nos regaló una gaseosa grande y nos trató de maravillas, preguntándonos si en Argentina está Maduro, que seguramente lo escuchó en las noticias últimamente. Nos dejó a 10 kms de Zagreb. De ahí caminamos unos 3 kms con las mochilas al costado de la autopista, hasta que encontramos otro hueco donde doblaban y podíamos hacer dedo. A los veinte minutos nos levantó una camioneta muy lujosa, con un conductor de unos 40 años, muy canchero. No supimos su nombre pero también nos trató bárbaro. Nos dejó a una cuadra de la plaza central y mientras bajábamos las mochilas, un pibe que pasó caminando nos recibió con un “Welcome to Zagreb!” y un gesto de buena onda con la mano. Mientras tanto, el conductor nos despidió con un “Good luck! Welcome che!”. Nos sentíamos en casa, y es que los croatas son muy copados, muy hospitalarios.
Catedral de Zagreb - Se comenzó a construir en el 1093. Cuando estaban por hacer el campanario tuvieron que usar los materiales para las murallas. Esas murallas siguen en pie y son de las mas antiguas (y en mejor estado) en Europa.

Catedral de Zagreb – Se comenzó a construir en el 1093. Cuando estaban por hacer el campanario tuvieron que usar los materiales para las murallas. Esas murallas siguen en pie y son de las mas antiguas (y en mejor estado) en Europa.

Adentro de la Catedral de la Asunción de la Virgen María (que es la Catedral de Zagreb). Dentro de la iglesia se pueden ver todos los estilos por los que pasó a lo largo de su construcción.

Dentro de la Catedral de la Asunción de la Virgen María (que es la Catedral de Zagreb) se pueden ver todos los estilos por los que pasó a lo largo de su construcción.

 

     Fuimos a Zagreb que no estaba en nuestros planes para dejar pasar unos días de tormenta que se habían pronosticado, y así fue. Entre nubes y lluvias pudimos pasear un poco por sus calles y recorrer los parques. Debería ser obligatorio que todas las ciudades tengan parques y plazas como en Zagreb, son geniales.  Nos encontramos con una ciudad súper organizada, sin muuuuucha gente y con mucha cultura. En el hostel que nos quedamos el primer día nos dieron un cuadernito de como recorrer “paso a paso” la city, gratis, y con mucha explicación de la historia de los lugares.
               Así nos tomamos un día entero para recorrerla, pero como si fuésemos dos gatos que ven una mariposa, se nos hizo imposible seguir el “paso a paso” e hicimos el recorrido que nos pintó, aunque siempre recurríamos al librito para leer la historia de lo que estábamos viendo.
      Después llegó lo que podríamos catalogar “mejor”. No, no salió el sol ni paró de llover. Nos hospedamos en la casa de Ivana, una couchsurfer que nos dijo que ella no tenía mucho tiempo para dedicarnos a conocer la ciudad pero que nos podía hospedar. Al igual que mi vieja ella es traductora, y estaba con mucho trabajo pasando un texto de italiano a croata.       Resulta que además de su lengua natal habla italiano, inglés, alemán, francés y mucho español, aunque cada tanto se disculpaba por sus errores (mínimos, realmente). Volvimos a explicar la utilización de la palabra “che”, pero esta vez a una traductora y nos entendió al toque. También recorrió más de 30 países  (entre los que están China, Indonesia, Uganda, Túnez, México, Cuba,  Perú y Brasil) pero nos dijo que “faltan muchos, cuando veo el mapa y los países que visité, siento que no conozco nada”. Solo sé que no se nada.
Francisco (Franjo en croata) no es solo popular en Argentina e Italia.

Francisco (Franjo en croata) no es solo popular en Argentina e Italia.

La guía paso a paso que tratamos de seguir

La guía paso a paso que tratamos de seguir

     Ella no nos podía dar tiempo porque tenía trabajo, pero su novio Dane sí que podía. Este tipo es un personaje, médico de pelo largo que nunca trabajó de lo que se recibió con una risa muy contagiosa. Es profesor y cantante en coros. Una de las pocas cosas que sabe pronunciar en español es “soy la oveja negra de la familia” y maneja un Trabant rural (hermoso, me encantó desde que lo vi, googleenlo). Orgulloso de que no tiene un Mercedes Benz capitalista como el de su padre va con el Trabant para todos lados, a 20 km por hora, pasando entre medio de los tranvías de Zagreb. En toda la ciudad el principal transporte público es el tranvía, que comparte calle con los autos en una ciudad que las veredas y las calles casi no están separadas por nada. No hay cordón.
     Dane nos llevó a un museo donde se exponían obras de la familia noble Pejačević, que durante casi 3 siglos fueron parte del virreinato del imperio austro húngaro. Las obras, casi todos retratos de la familia, eran muy bonitos. Dane además nos enseñó cómo funcionaba el linaje real según los escudos de cada familia. Después de eso fuimos a recorrer un poco más la ciudad y nos invitó a una casa de té francesa, donde comimos tortas muuuuy ricas. Y después nos invitó a tomar cerveza a un bar, donde yo (Seba) tomé una Tomislav negra (Tomislav fue el primer rey croata y hay una estatua gigante de él en frente a la estación de bondis) y Flor tomó una Staročeško rubia. Ya no nos daba la cara de que nos invite más cosas, pero él nos daba confianza como para que sí. Así fue que nos compró una cena (unas pizzetas muy ricas) en una panadería mientras fue a saludar a sus padres. En conclusión, pasamos una tarde genial, donde comimos lo que no habíamos comido en un mes y en compañía de un tipo con el que nos cagamos de risa un rato largo, y charlamos seriamente de política mientras tomamos cerveza. Todo genial.
Comiendo tortas en Amelie. Dane y Seba (que se tiene que afeitar :P )

Comiendo tortas en Amelie. Dane y Seba (que se tiene que afeitar 😛 )

     Es llamativo para nosotros como acá se sigue recordando el nazismo, como algo muy presente, como algo que no tiene que volver a suceder. Es una experiencia que la gente tiene mucho más cercana que como se vive en Argentina. A nosotros nos pareció que el croata ve el “nunca más” del nazismo como el argentino el “nunca más” de la dictadura. Por ejemplo, Dane hablaba orgulloso de que en sus clases de “farmacia” explicaba del holocausto y las consecuencias sociales que trajo a su país.
Iglesia de San Marcos con techo colorido.  Re bonita, del siglo XIII.

Iglesia de San Marcos con techo colorido.
Re bonita, del siglo XIII.

“La Madre de Dios y los ángeles” – Esta escultura está en el frente de la Catedral. La estatua que se ve más alta es “la madre de Dios”, y los cuatro ángeles de abajo representan las cuatro virtudes cristianas: fe, esperanza, castidad (?) y modestia.

“La Madre de Dios y los ángeles” – Esta escultura está en el frente de la Catedral. La estatua que se ve más alta es “la madre de Dios”, y los cuatro ángeles de abajo representan las cuatro virtudes cristianas: fe, esperanza, castidad (?) y modestia.

     Así es que pasamos unos días barbaros con Ivana y Dane, y partimos para Šibenik (se pronuncia “shibenic”), la ciudad cercana a Krka donde estamos escribiendo estas humildes líneas. En pocos días les vamos a contar lo que es este paraíso en tierra y con fotos muuuuuy geniales.
¡Gracias por leernos!

3 pensamientos en “Cambio de planes y la hospitalidad en Zagreb

  1. Como siempre, me encanta y es un placer leerlos ♥.
    Me reí con la parte de “…las cuatro virtudes cristianas: fe, esperanza, castidad (?) y modestia”, el signito.
    Y muy bien Flor teniendolo cortito con afeitarse jajaja.
    Los quiero mucho!! sigan disfrutando sin parar!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s